jueves, 24 de marzo de 2011

La radiación atómica


Consecuencias de la radiación atómica
Para empezar...
Algunas líneas pertenecientes a un boletín de: 
El uranio se ha convertido en  el  combustible  básico  para 
los reactores nucleares y la materia prima esencial para las 
armas nucleares. La minería y concentración del uranio son 
los  primeros  eslabones de la industria nuclear. Una 
industria  cuyos  riesgos, residuos radiactivos y problemas 
de  seguridad  la convierten en la peor y menos justificada 
opción para producir electricidad.  
La radiación atómica.
Los átomos, ladrillos de la estructura del universo, en ocasiones se parten en dos. Cuando esto sucede, dos elementos nuevos emergen de las entrañas de la materia liberando gran cantidad de energía. 
La suma de pesos de los nacientes átomos no alcanzan, por un poquito, así, como diría Maxwell Smart, a empardar con el de su creador. Parte de ese peso se transforma en energía, y es a lo que se le da el nombre de radiación atómica. 
 Esta ruptura de la materia puede suceder naturalmente, como en el caso de los átomos de elementos pesados como el uranio, radio, torio, etc. 
O artificialmente, por medio de técnicas inventadas por el hombre.
Las bombas atómicas son un ejemplo de ello. En estos artefactos la ruptura de átomos se realiza en cadena y a increíble velocidad, liberando colosales cantidades de energía que destruyen lo que encuentran a su paso, dejando contaminado por años el sitio donde fueron arrojadas.
Cuando la energía atómica es “controlada”, se la usa para fines medicinales, o como fuente de energía, como ser; reactores para generar electricidad.
Las partículas y radiaciones que emiten los átomos cuando se desintegran son de gran peligrosidad para la salud humana y cualquier tipo de vida conocida en la tierra. 
Y no me refiero a la bomba  atómica, que ya sabemos lo que ocaciona. 
Hablo de los reactores nucleares, que mediante el calor que emiten calientan agua para propulsar las turbinas generadoras de corriente eléctrica.  
Estos últimos, (los reactores), son los que en Chernóbil, (Ucrania), en el año 1986, y hace pocos días en  Fukushima, (Japón), han sufrido la fuga de material radiactivo. 
Los motivos de la fuga son diferentes. La falta de previsión, la misma.- Debido la altivez de los que creen tener todo controlado-
Se sabe que en el Japón hay comida contaminada, y no se sabe cuanta gente tiene dentro suyo las partículas destructivas. En unos años, seguramente se sabrá.
Cuando un átomo se parte o fisura despide varios tipos de materiales, alguno de ellos son: 
-Partículas alfa, (2 protones y dos neutrónes), estos pierden rápidamente energía, dicen, que en general, no son peligrosos cuando entran en contacto con la piel, sí, su ingestión, pues durante años quedan atrapados en el interior del cuerpo y pueden modificar el comportamiento de las células de su alrededor produciendo cancer- 
-Partículas beta, desprendimiento de un electrón de gran energía del núcleo atómico, tienen más poder de penetración que las “alfa”, aunque se lo puede detener con blindajes apropiados, sin embargo, pueden causar estragos a mediano y largo plazo si se introducen en el cuerpo, mediante la comida o la bebida.
-Rayos gamma, son radiaciones electromagnéticas de alta energía: una de los más peligrosas para los seres vivientes, capaz de penetrar en la materia profundamente y cauzar grave daño*. 
La tierra de por sí está cubierta y atravesada por todo tipo de partículas, ondas y rayos: Los rayos cósmicos, las ondas electromagnéticas, los subproductos de átomos que se fisionan espontáneamente... 
 Ahora bien, según dicen parece que tenemos una cierta de tolerancia a la absorción de estas radiaciones, así es que, con un poco de suerte, tal vez lleguemos al final de nuestras existencias sin que estas emanaciones nos afecten significativamente. Pero, desgraciadamente, algunos van quedando en el camino.
El planeta habitable se estrecha, y la contaminación ambiental con explosiones atómicas y centrales nucleares que en algún momento pueden colapsar continua.
Los que proponen y construyen centrales nucleares hablan de la seguridad de estas; el tiempo demuestra que no es tan así. 
Algunos dicen, que en aras del progreso y bienestar humano se construyen aviones, submarinos, puentes gigantescos, autopistas, rascacielos y centrales atómicas con un mínimo de riesgo para la integridad humana. 
Seguramente es un pensamiento noble, aunque los que compran boletos para viajar en avión, conducen por veloces autopistas, cruzan puentes y escalan rascacielos, lo hacen a gusto y voluntad.
Pero, los que viven en el área de influencia de una central atómica no han sacado ningún boleto para el dudoso beneficio que proporciona vivir en cercanía de la central de marras. 
Ni que hablar de los demás mortales a quienes nos llega con vientecillo suave el aire contaminado; callado, incoloro, inodoro, tóxico... mortal.
Arnaldo Zarza
PD.
El uranio tiene el mayor peso atómico de entre todos los elementos que se encuentran en la naturaleza. 
El uranio es un elemento químico metálico y radiactivo, de color plateado-grisáceo de la serie de los actínidos, su símbolo químico es U y su número atómico es 92. Por ello posee 92 protones y 92 electrones
El uranio no abunda en la Tierra, y está compuesto por tres tipos de átomos que tienen las mismas  propiedades químicas, aunque, con pesos ligeramente diferentes. A estos átomos, en apariencia iguales, se lo los llama; isótopos.  
Los del uranio son: uranio 238, uranio 235, y uranio 234. Los números,238, 235, 234, tienen que ver con sus pesos atómicos; 
El uranio 238 tiene 92 protones, 92 electrones y 146 neutrones.
El uranio 235 tiene 92 protones, 92 electrones y 143 neutrones.
El uranio 234 tiene 92 protones, 92 electrones y 142 neutrones.
El uranio 238 alguna vez, en unos 4.500 millones de años, se convertirá en “plomo” no radiactivo.
Solamente el 0,7 % del uranio tiene la propiedad de fisionarse espontáneamente, este es el “uranio 235”, así es que, imagínense lo difícil de conseguir dicho material.
De este elemento se partió para la fabricación de la primera bomba atómica arrojada sobre la ciudad de Hiroshima.
*****************************************************
*Debo aclarar que este tipo de radiación, (Rayos gamma), debidamente controlada, es utilizada en tratamientos y diagnósticos médicos. 
Fuente de información: wikipedia, Greenpeace, artículos de la WEB.

2 comentarios:

  1. toda la razon con todo, genial, gracias por la info ^^

    ResponderEliminar